Alitas de Pollo Picantes

  • Receta de Alitas de Pollo

  • Alitas de Pollo con Soja

  • Alitas de Pollo con
    Salsa Barbacoa

  • Alitas de Pollo con Miel

  • Alitas de Pollo con
    Guacamole


  • "Alitas de Pollo Picantes"

    Receta de Alitas de Pollo Picantes


    Si te gusta darle un toque picante a tus recetas, ahora te vamos a enseñar a hacer unas exquisitas alitas de pollo picantes, para que disfrutes preparándolas y comiéndolas. Es una receta ideal para cuando tienes visita en casa servirla como entrante o aperitivo.

    Ingredientes:

    - Alitas de pollo, 15-20
    - Manteca, 125 gramos
    - Tomate triturado
    - Chile en polvo, un poco
    - Salsa tabasco, una gotas
    - Pimienta cayena en polvo, un poco




    Preparación:

    Comenzaremos cortando las alitas en dos mitades, sobre todo si son alitas de buen tamaño, para que sea más cómodo a a la hora de freírlas, aunque si son pequeñas es mejor dejarlas enteras. Límpialas bien y deja que escurran para acabar de secarse. Aprovecha ahora para encender el horno y programarlo a 200ºC.

    Durante ese tiempo vamos a preparar nuestra salsa picante con la que daremos sabor a las alitas de pollo. Se prepara de forma sencilla como vas a comprobar ahora. Se comienza mezclando la manteca un poco derretida junto al tomate triturado, un poco de Tabasco al gusto, un poco de chile el polvo y otro poco de pimienta cayena en polvo. Mézclalo todo bien y dale el punto de picante que te guste, agregando más tomate si está demasiado picante, o bien agregar picante si tiene poco.

    Cuando el horno llegue a los 200ºC programados, colocamos las alitas de pollo sobre la bandeja del horno que vayamos a emplear, y dejamos horneando unos quince minutos o así por cada lado. Cuando veas que la parte de arriba se ha dorado bien, dale la vuelta a las alitas, hasta hacerlas bien por la otra cara.


    Finalmente las sacamos y untamos bien con la salsa picante que hemos dejado lista antes, y las volvemos a colocar sobre la bandeja del horno, para hornear de nuevo a 120ºC unos 10 minutos. Al acabar ya las tienes listas para comerlas, verás que ricas te quedan.