Alitas de Pollo Adobadas

  • Receta de Alitas de Pollo

  • Alitas de Pollo con Soja

  • Alitas de Pollo con
    Salsa Barbacoa

  • Alitas de Pollo con Miel

  • Alitas de Pollo con
    Guacamole


  • "Alitas de Pollo Adobadas"

    Receta de Alitas de Pollo Adobadas


    Te presentamos una receta para preparar alitas de pollo adobadas, una estupenda receta que te permitirá hacer un plato muy sabroso en poco tiempo, ideal para comer en cualquier época. Aquí tienes la receta detallada.

    Ingredientes:

    - Alitas de pollo, un kilo
    - Ajo, 3-4 dientes
    - Vinagre de vino, un vasito
    - Pimentón dulce, un par de cucharadas
    - Azúcar moreno, una cucharadita
    - Tabasco, un poco
    - Aceite de oliva virgen
    - Orégano
    - Sal




    Preparación:

    Estas alitas de pollo adobadas que vamos a preparar aquí son ideales para comer fritas, ya que el adobo que le vamos a preparar es como mejor se puede degustar, pero si lo prefieres también se pueden preparar al horno, resultan un poco diferentes pero el sabor que tienen es igualmente rico. Nosotros te vamos a detallar la preparación para hacerlas fritas, toma nota de los pasos a seguir.

    Lo primero será preparar el adobo para las alitas, el cual lo prepararemos machando en un mortero los ajos pelados y picados, junto a un poco de sal, un poco de orégano, dos cucharadas de pimentón dulce, una cucharadita de azúcar moreno, un poco de pimienta negra molida, una pizca de sal y unas gotas de Tabasco. Vamos a machacar bien y mezclar todos los ingredientes, a los que agregaremos un vasito de vinagre.

    Con el adobo ya preparado, vamos a trocear y lavar bien las alitas, y las vamos a poner en un recipiente y sobre ellas verteremos el adobo, intentando que todas vayan impregnándose bien del mismo por todos lados. Mejor si las alitas quedan totalmente cubiertas del adobo, así que si tienes que preparar un poco más, hazlo, merecerá la pena. Déjalas macerando unas 10-12 horas como poco.


    Cuando las vayas a preparar, ponlas a escurrir un poco, y mientras tanto ve calentando abundante aceite de oliva virgen en una sartén amplia, y cuando esté bien caliente ve friendo las alitas, dorándolas bien por todos lados, para que queden bien hechas y no queden crudas por dentro. Una vez las vayas sacando, ve colocándolas sobre papel absorbente o de servilleta, para que el aceite sobrante se pierda. Y al acabar de freírlas todas sírvelas sin que se enfríen, para disfrutar de todo su sabor.